miércoles, 21 de noviembre de 2007

El chungo

Sigo corrigiendo los exámenes que heredé al llegar al nuevo instituto. Ya me quedan muy pocos pero es de un aburrido que asusta. Al final no son tan malos como parecía en las primeras correcciones.

El instituto resulta ser bastante pequeño, pero como tiene un patio inmenso me pareció más o menos grande. Por ejemplo, hay sólo un segundo de bachillerato; me imagino que estarán mezclados "ciencias" y "letras". Así pues, el instituto queda bautizado como IES Mini Wini (dicho queda mejor que escrito, pero bueno).

Tengo un desdoble de tercero que no estaría mal pero hay dos "elementos" que revientan la clase y dos veces (de las tres que los tengo a la semana) me toca a última hora. Uno es más corto que el chándal de Torrebruno y el otro es el típico chulillo robabocatas a la hora del recreo; matoncillo de playa y te-perdono-la-vida-con-la-mirada. A ver cómo me hago con el ficha este porque es el primer chungo que me encuentro.

3 comentarios:

amelche dijo...

¡Ufff! Suerte, hijo. La vas a necesitar.

amelche dijo...

Hoy he tenido una buena bronca (la segunda esta semana con el mismo individuo de mi tutoría)y se ha ido llorando del depto. de inglés porque he hecho que lo castigaran a no jugar al fútbol en los recreos.

Interino Garin dijo...

Lo malo de eso es que a veces es una espiral que parece no parar. Confiemos en que la semana que viene esté el río más tranquilo.