sábado, 17 de noviembre de 2007

Aspectos del insti

La progresiva adaptación al nuevo instituto está resultando agradable y suave. Ya he tenido a todos los cursos menos a uno que faltó porque se fueron al teatro de excursión. El instituto es bastante nuevo y es grande aunque no hay demasiados alumnos. Es de destacar que en la biblioteca tiene menos libros que mi habitación. En la sala de profes hay dos botes que periódicamente se rellenan con gominolas y caramelos. En la CoCoPe vi como los rellenaban y ayer ya no quedaba casi nada. Las guardias de patio, que me daban quebraderos de cabeza y desasosiego en el insti Sin Nombre aquí son incluso aburridas. Se impone un fuerte control sobre la movilidad de los alumnos y son enviados al patio directamente. Sólo queda una puerta de entrada al edificio y al lado están los baños que pueden usar. Los alumnos están habituados y no intentan entrar. Una sola persona puede controlar el acceso a dichos baños (me tocó a mí y me aburrí muchísimo).

2 comentarios:

amelche dijo...

¿Gominolas? ¡Qué mimados estáis!
:-)

MissErfolg dijo...

Jeje, pues has tenido suerte de no tenerme allí, yo era de las que siempre trataba de huir a la calle como fuera XD