lunes, 22 de mayo de 2006

Cogiendo fuerzas

He preparado un examen para el 2º de la ESO, es muy sencillo, de volúmenes de prismas, cilindros y todo eso... Seguro que no me aprueba ni la mitad. Mañana tengo que imprimirlo, así que llegaré un poco antes de que empiecen mis clases. Las demás clases son tranquilas... se prevé un día de relativo relax. Pero otra cosa será el martes; a parte de preparar los exámenes para tecnología, tengo que hablar con una madre y ya veremos si los padres de Mariadela vienen o no. Por si acaso voy a enterarme de qué medidas se tomaron para Dosneuronas y Boba.


También está ahí el tema del móvil del inglés. Bueno, ya pensaré en eso otro día. Con las opos soplándome en la nuca me cuesta concentrarme. Llego a casa y necesito descansar, sobre todo desconectar. Pero hincar los codos y leerse el tema de las cónicas es algo para lo que ni siquiera yo tengo ganas. También tengo que escribir la programación didáctica.


Estoy deseando que llegue mediados de Julio para dedicarme a algo no-académico.

2 comentarios:

Magenta dijo...

Me ha encantado esa frase de que estas deseando que llegue Julio...

Venga, usaré el topicazo:

"Los profes vivís genial con tantísimas vacaciones como tenéis"...

Yo creo que hasta se os quedan cortas, con el tremendo esfuerzo diario que se hace y lo poco retribuido que está economica/socialmente.

Mucho ánimo con todo :)
PS: A ver en qué queda lo del inglés y lo de las niñas esas que se pegaron...vaya peliculon de trabajo que tienes :D

Interino Garin dijo...

Hay que admitir que las vacaciones no están mal. Pero también hay que ir al insti cuando ya no hay alumnos. Hay que preparar cosas para el curso que próximo y hay un montón de burocracia que hacer. Yo, en principio, me iré antes: a mediados del mes próximo porque se acaba la baja de la chica a la que sustituyo. Si me llamarán o no, no lo sé. Espero que no porque hay oposiciones y necesito tiempo. Económicamente no hay problema alguno; eso sí, el reconocimiento social está por los suelos. Además de que tienes autoridad cero (o cero coma algo) en el aula. Así que se juntó el hambre con las ganas de comer.

Una vez un compañero me dijo: Alguien me recriminó que sólo trabajo por las mañanas. ¡Al revés! Donde no trabajo es en el instituto. En casa me preparo las clases, el material, corrijo los exámenes y trabajos... paso notas, escribo los exámenes...

(Es un poco exagerado pero bueno...) ya se ve la idea.

Un saludillo.