lunes, 26 de febrero de 2007

Más sobre el expediente

Tras hablar con el director resulta que el documento que hice firmar a la abuela no era el pliego de cargos, sino uno llamado notificación del proceso de instrucción o algo así. Luego hay otro que tiene las declaraciones del chico y los testigos y el documento en el que decido el castigo, la pena, es el pliego de cargos. Antes de hablar con el chaval, recordemos que vuelve este miércoles, voy a hablar con su turora, a ver si me entero de qué va esto.

7 comentarios:

amelche dijo...

¡Uff! Yo hoy he tenido charla con una madre (con la psicologa y la PT presentes para apoyarme)y menos mal que es de las de antes y casi le da un bofetón a su hija por contestarme mal delante de ellas. (Y la habíamos citado porque ya se me había puesto borde en clase y le había puesto un parte.)

Y luego, me he pasado el recreo en el despacho de la jefa de estudios con un alumno al que le puse dos partes la semana pasada y, por lo visto, hoy se ha fugado de EF y lo han pillado y, encima, el tío se ha puesto chulo con la jefa de estudios por llevarlo a su despacho. Y a mí me han llamado como testigo de su comportamiento habitual, para que luego los padres no puedan decir nada, porque éramos el tutor, la jefa de estudios y yo testigos de las burradas que le ha dicho a la jefa de estudios. Al final, se ha ido expulsado con el padre, a quien han hecho venir a recogerlo. Como siga así, también le abrirán expediente...

Anónimo dijo...

Hola. Sólo quería comentarte que, a pesar de que los malos rollos y los trámites engorrosos le "tocan" al instructor del expediente, en realidad no es el que "decide" el castigo, sino el que lo "sugiere". Vamos, un chollazo. Suerte y que sea leve/breve. Raquel

Anónimo dijo...

Hola. Sólo quería comentarte que, a pesar de que los malos rollos y los trámites engorrosos le "tocan" al instructor del expediente, en realidad no es el que "decide" el castigo, sino el que lo "sugiere". Vamos, un chollazo. Suerte y que sea leve/breve. Raquel

Interino Garin dijo...

Amelche: Últimamente tu insti parece una olla a presión. Es que ya te vale. Coartando el derecho del alumno a fugarse de la clase si le da la gana. xD

Gracias por el apunte, Raquel; y gracias también por comentar. La verdad es que no acabo de ser completamente consciente de lo que conlleva todo este proceso. Curioso matiz, sugerir. Según vaya recopilando datos iré posteando.

Anónimo dijo...

Visto lo interesante, allá va mi experiencia: el primer año que trabajé (el 98/99) me "tocó" ser instructora (porque era la nueva, porque no conocía nada del caso y, sobre todo, porque nadie quiere serlo). Parecía sencillo: tres chavales tenían a otro totalmente atemorizado, le golpeaban, robaban y amenazaban. Tras seguir el proceso legal (que todo el mundo quiere que sea escrupuloso) recomendé una expulsión de nueve días para los agresores (y a la vuelta unas sesiones con el orientador del centro y en su grupo/nivel). Amenazas de los padres (de todos: hasta los de la "víctima", sostenían que era peor ser más señalado aún y que "eran sus amigos"; una incluso quería ir ¡a la oficina del consumidor!! a quejarse de mi dureza). El consejo escolar aprobó tres días y chao, ya ves. Otra vez, Raquel

Aldora dijo...

¿Para cuando una sala en el intituto donde desaparezcan casualmente los niños de comportamiento incorrecto? jaja! Ni partes, ni expulsiones, soluciones drásticas, jaja, es broma!

Espero que se solucione pronto!

Interino Garin dijo...

Una pequeña singularidad que conecte con un universo paralelo sería la solución. Los atas a una cuerda y los mandas. Unas semanas después tiras de la cuerda y a ver cómo están. jejejejeje