martes, 20 de febrero de 2007

Cateo masivo

Corregí todos los exámenes —¡por fin! Pensaba que no se acaba nunca— de todos mis cursos. Hay de todo. Los mayores se han quedado en la mitad: hay tantos aprobados como suspensos así que no me preocupo mucho. Los medianos han salido muy bien, me suspenden sólo dos o tres de 18. Ahora bien, los pequeños (o sea, los terceros de ESO) han fracasado estrepitosamente. Juntando mis dos clases (46 alumnos) han aprobado menos de diez. Y con unas notas bajísimas, pero bajísimas, pocas superan el 2. Y eso que he corregido con la túnica puesta: con manga ancha XXL. Bronca y vuelta a empezar con el tema nuevo. A ver si alguno se me reengancha.

He vuelto a hablar con Grimmel y se confirma que mañana tengo la reunión de departamento. Cada vez me da más cosa hablar con esa mujer. Brrrrrrr, qué escalofrío. La sensación es similar a la de soplar a un cenicero lleno desde arriba. ¡Agh!

8 comentarios:

bichillo dijo...

reconozco que soy bastante maniatica con los olores, pero específicamente con el olor a tabaco en las personas es que no puedo, no lo soporto, es algo asqueroso: que te huela la ropa, el aliento, las manos...aggggggggggggggggggggggggggg

en fin, que te compadezco.

Lo de las notas, ay!! a mi me cuesta un monton suspenderlos, aunque claro..en el fondo me siento hasta obligada a aprobarlos, si se me ocurre suspender a alguien en educación física al dia siguiente tengo a los padres en huelga. Y hasta los mismos tutores...si, asi es la vida ...

Saludos compañero!

Interino Garin dijo...

Pues fíjate que a mí no me molesta mucho el olor a tabaco, y puedo estar rodeado de fumadores y yo ni me entero (excepto cuando el humo me va directamente a los ojos; todo el mundo sabe que el humo va hacia los más guapos xD). Pero lo de esta tipa ya es demasiado. Si yo no lo soporto, no quiero imaginar el resto de gente. Y ese rimmel.... es que me lloran los ojos de pensarlo solamente. T_T

Anónimo dijo...

¡Ululación! No puedo creer que el alfilerillo Pitt daría para arriba Jennifer Aniston. Significo, realmente le consiguen ser una perra para que le consiga lejos de ella.

Anónimo dijo...

Acabo de leerme parte de tu blog y sinceramente me ha gustado mucho. Es realmente interesante conocer los pensamientos de un profesor, y más si es de matemáticas, jaja!

Un saludo, Aldora.

Juliiiii dijo...

¡Qué malo eres, profe!

O

¡Nos tienes manía, profe!

O

¡Qué difícil, profe!

¿Por qué nunca se plantean que estudian demasiado poco (eufemismo para no decir nada)?

Ánimo para la reunión. Ah, está prohibido fumar dentro del instituto. Avisa a los de sanidad, a ver si hacen una redada :p

Juliiiii dijo...

¡Qué malo eres, profe!

O

¡Nos tienes manía, profe!

O

¡Qué difícil, profe!

¿Por qué nunca se plantean que estudian demasiado poco (eufemismo para no decir nada)?

Ánimo para la reunión. Ah, está prohibido fumar dentro del instituto. Avisa a los de sanidad, a ver si hacen una redada :p

Interino Garin dijo...

¡Hola Aldora! Gracias por comentar. Me hace mucha ilusión que a la gente le guste lo que escribo porque a veces pienso que es un poco rollo. Cuando era estudiante me hubiera gustado saber qué pensaban los profes. Los profes parecían ser como unos seres programados para impartir clase. Si además el profesor llevaba bata blanca, como algunos de mates y casi todos los de física o química, pues la sensación ya era total. jejeje


Es que somos muy exigentes, Julio. Pedirles que copien lo de la pizarra, o que saquen la libreta o que atiendan ya es pasarse un poco. ¿Cómo vamos a pedirles que estudien? No, no, no. Pobrecitos, no se vayan a traumatizar por analizar dos frases o por hacer un resumen.

Como me dijo un colega, los críos se quejan de lo difícil que es todo pero jugar a la Play, que tiene 800 botones y palancas y casi pedales y hay que usar todos los dedos, es muy fácil; eso lo hacen de PM.

Anónimo dijo...

Oye...yo tambíén soy de mates, y además interino . Me gusta mucho tu blog.