miércoles, 29 de noviembre de 2006

IES Supersimétrico

Hasta ahora no había hablado del instituto, del edificio me refiero. No sé qué tendría en la cabeza el fulano que lo diseñó pero si la simetría aporta belleza a los edificios, aquí se ha pasado tres pueblos.

Para dibujar los planos, el tipo hizo el croquis de una pequeña porción y luego copy&paste una y otra vez. ¿Qué pasa entonces? Pues que cuando caminas por un pasillo y vas pensando en tus cosas y, por error, te olvidas de dónde vienes estás perdido, estás desorientado. Miras desde todos los ángulos y todo parece igual. En vez de relojes debería haber brújulas. Y como se te ocurra volver para desandar tus pasos jamás volverás al punto de partida. Es un IES Laberinto, un IES Distorsión-espacial.

El primer viernes que hice el tour me acompañó un profesor que llevaba ya unos cuantos años allí, y aún se perdía. En ese momento pensé que era una broma. Cuando ayer lo vi arrástrándose por el suelo, desesperado porque llevaba dos días en el insti sin comer ni beber, vagando como el holandés errante me empecé a tomar en serio el asunto.

Pero, en serio lo escribo, la supersimetría del instituto es una trampa. La semana pasada iba por una de las muchas escaleras y oí a un par de chicos que hablaban y de pronto se paraban. Nos hemos perdido, dijeron, y volvieron sobre sus pasos. Los alumnos del IES son como ratones en un laberinto con queso al final. Deben salir todos superlistos (y los profes también).

La primera semana, a pesar de que el viernes de la adjudicación ya había localizado los baños, no conseguí encontrarlos. Tuve vergüenza para preguntar y además quería encontrarlos yo. Al final lo hice.

Hay al menos cuatro pasillos que cruzan el insti de parte a parte (o eso parece) y todos son idénticos. Si a esto le añadimos que los pisos son idénticos y que por algún extraño azar las ventanas que deberían dar al exterior no parecen dar al exterior es imposible saber dónde está uno exactamente. Las escaleras que comunican los pisos están como desacopladas. Esa es la única referencia para saber en qué piso estás. Es raro raro raro.

12 comentarios:

amelche dijo...

Me ha entrado curiosidad por saber dónde trabajas. :-D

Juliiiii dijo...

Esto de la especial disposición espacial de los institutos debe de ser una técnica especial coordinada por los ministerios para reforzar la inteligencia de alumnado y docentes, porque llevo tres institutos y aunque no llegamos a los niveles que tú cuentas (supongo que le dispensarías al menos un poco de agua al perdido :p), me resulta muy complicado orientarme porque todo es igual.

Por cierto, lo de los sustituyendos clama al cielo. La inspección tocapelotas está para muchas cosas, pero para vigilar el abuso de ciertos caraduras que se pillan bajas para no dar ni palo y recobrarlas para sí cobrar el dinero que no se han merecido justo antes de las vacaciones (perjudicando al interino, pero a ese que le den, no cuenta para nada, muchos ni han podido votar en Madrid esto de los sindicatos).

En fin, que la semana que viene es breve y es un consuelo.

MissErfolg dijo...

Jo, yo es que tengo un problema con eso de las estructuras en el espacio, la orientación espacial y tal, así que no soy capaz de imaginarme el desacoplamiento de las escaleras.... de pequeña trataba de imaginarme un color que no existiera.. y jamás fui capaz de imaginarlo, dejé de intentarlo porque pensé que queriendo llevar mi imaginación más allá dela tabla cromática me volvería loca, así que mejor no tratar de interpretar eso del desacoplamiento de las escaleras... ya bastante con mirar los grabados de Escher...

Duende dijo...

Jajajaja, tampoco será para tanto...
Al principio siempre nos pasa que nos resulta complicado llegar aprenderse como va todo, por donde se va a secretaría,nuevos sitios por donde tardas menos y tal. Pero todo eso es cuestión de tiempo, y no es que los alumnos y los profes sea superlistos es que ya cuando pasas tantas horas en un sitio es como tu segunda casa y te lo conoces de pe a pa.
Me acuerdo que el día de mi graduación el año pasado, cuando mis padres y mis hermanas vinieron a verme a mi instituto, se perdían y yo era como la guía turística en una ciudad de la gente perdida, y al señarle el instituto y los recobecos y tal se quedaron aluciinados. xDDD.

Joe me has echo acordarme de unos cuantos recuerdos que ya tenía casi olvidados.

Que gran putada lo de que la profe vuelva justo dos días antes de las vacaciones de navidad (yo creo que lo hacen aposta eh, para hacer que los interinos no cobren las vacaciones de navidad),pero bueno siempre te quedará las cosas nuevas que has aprendido en ese tiempecillo.

Besos.

Duende dijo...

Y como de costumbre,acabo extendiendome demasiado, y eso que intento no extenderm pero al final siempre acabo escribiendo demasiado, jus U_U'.

Besillos.

Interino Garin dijo...

Parece que exagero pero no. Muchos instis son simétricos o tienen todos los pisos iguales pero lo de éste es una pasada.

Amelche: Cuando cruzo la puerta del insti entro en (voz con eco) La Otra Dimensión.

Juliiiiii: (son 6 íes? xD) el primer insti en el que estuve tenía una simetría central, como una cruz gamada, y las escaleras daban al centro. Cuando bajabas de una clase no sabías hacia dónde ir.

Miss: Humm, me explico un poco. Me refería a que cuando bajas por la escalera, la ídem para bajar al piso inferior está lejos da la primera, y por si fuera poco hay espacios abiertos en el suelo que comunican con el piso de abajao protegidos con barandillas. Tengo la sensación de que no me estoy explicando bien... :-D

£âu®å: Je je je. No llega a los niveles del dibujo de Escher pero como hagan una reforma más... ¿quién sabe?
A mí me produce una especial felicidad descubrir caminos por los que se tarda menos en llegar. En este insti todos los caminos parecen rodeos, da la impresión de que ninguno es directo. Pero bueno; también tiene su gracia.

Gracias por leeros mi paranoia geométrica. Feliz finde a todos.

Miawallace dijo...

Aprecio esa fina ironía que aplicas en algunos comentarios. Seguiré leyéndote.

Por cierto, eres bastante joven ¿no?

amelche dijo...

Bueno, eso no es ná, en otra dimensión entramos cada vez que cruzamos la puerta de cualquier instituto. :-D Aunque algunos, la verdad, tienen dos o tres dimensiones...

Interino Garin dijo...

miawallace: ¡Hola! Sí, tengo 25 (suelo ser el pequeñín de los instis en que estoy). Gracias por comentar. Me alegra mucho que quieras leerme. ¡Saludos!

Amelche: Jajajajaja. Una de las frases más ciertas que he leído. Es de tragicomedia.

P.D: interino = kleenex

amelche dijo...

Sí, pero a ti (y a mí) nos da para un blog y, si quisiéramos, nos daría para una novela, un corto o un largometraje. Habrá que inspirarse, venderle el guión a Amenábar y forrarnos. (Amenábar porque en un instituto sólo podría salir una peli tipo "Tesis", "Los otros", etc. porque habría terror, misterio, intriga, otra dimensión...) :-D

MissErfolg dijo...

Ohh, vale ya entiendo... el problema es que una vez estás en el piso uno no sabes cómo llegar al dos porque la escalera que va a este piso no es continua a la del piso primero... entiendo.. ya pensaba yo que eran escaleras flotantes o algo así... imaginación al poder!!!

Interino Garin dijo...

¿Escaleras flotantes? no consigo imaginar eso. Me da bastante miedo... Si le añadimos eso sería un instituto escheriano 100%.

Besos.