miércoles, 14 de junio de 2006

Sigo pero ¿hasta cuándo?

Mi sustituyenda ha presentado la baja con lo que no va a incorporarse este curso. Lumbalgia, si no recuerdo mal, es lo que padece ahora. Cuando aún no se sabía si iba o no a coger la baja ya me insistía en que debía dejar todas las notas puestas y las memorias hechas. Sí claro; y si luego a mí me botan y vienes tú ya te he hecho tu trabajo y mientras te tocas la figa. Ni de coña, que no estoy para perder tiempo. Si yo no estoy pues vienes y te comes la semana de clase que queda.


Pero ahora que estará de baja y teniendo en cuenta que la Consellería (de Educación) tien fama de "ahorrativa" (según dicen algunos profes amigos) existe la posibilidad de que por ahorrarse unos duros no me renueven. Los alumnos se quedarían sin clases y sin hacer los exámenes finales. Me molestaría un poco pero yo también tengo que pensar en mí, no tengo mucho tiempo para estudiar y si ya no estoy contratado, pues que les den.


Tras llamar a Educación, la jefa ha conseguido que no me echen a la calle. No sé si hubiera sido mejor. Aunque bueno, yo ya no me estreso y no doy materia nueva; hago repaso y poco más. Lo importante era que quedara clara mi situación: no puede ser que vaya a trabajar y no me lo paguen. No soy una ONG, coño; no puedo regalar mi tiempo en estos momentos. El plan de mañana es ir al PROP a llevar un documento en el que pone que he estado currando en el IES Mad Max desde el 1 de marzo hasta hoy y otro que dice que me incorporo al Mad max mañana día 15. Psé, vaya jodida burocracia.


Cambiando de tema, hoy me lo he pasado muy bien en clase con mi grupo bueno. Les he planteado un problema algo más entretenido. El primero que lo resuelva obtiene 0,5 puntos en el último examen. El problema es el siguiente:


A un herrero le trajeron 5 trozos de cadena, de tres eslabones cada uno, y le encargaron que los uniera formando una cadena continua.

Antes de ponerse manos a la obra, el herrero comenzó a meditar sobre el número de eslabones que tendría necesidad de cortar y forjar de nuevo. Decidió que le haría falta abrir y cerrar eslabones.
¿No es posible efectuar este trabajo abriendo y enlazando un número menor de eslabones?


Han cogido unos 7 relojes y 9 gomas para el pelo y han estado investigando el problema con ellos. Ha estado muy bien pero no les ha salido ja ja ja ja ja ja.

Venga, a ver a quien se sale.... ;P

4 comentarios:

MissErfolg dijo...

mmmm, tengo una idea... se trata de coger el últio grupo de eslabones y abrirlos.. intercalándoles entre los cuatro grupos restantes de eslabones, de esa manera, con "manipular" tres eslabones se acaba el problema...

Por el método clásico me salían cuatro eslaboles, en fin.... a ver si eso... o alguien es capaz de hacer abracadabra y sin abrir eslabones lograrlo..

Interino Garin dijo...

Bien!!! Totalmente correcto. Gracias por haberte tomado la molestia. Espero que no te haya quitado mucho tiempo... como estás de exámenes y eso...

xD Un saludo.

MissErfolg dijo...

Jejjee, hombre.. diez minutos... :P es que al principio quería abrir un mismo eslabón por dos lados diferentes... pero claro, la cosa no casaba :S. Luego de milagro se me ocurrió lo de desintegrar la última cadena... Bueno, creo que me merezco estar en tu grupo "bueno" no?? :P:P (esta semana no tengo exámenes... estoy en fase resumiendo libros para ponerme a estudiar los de la semana siguiente)

Interino Garin dijo...

Claro que sí lo mereces. Los del grupo bueno todavía no lo han resuelto. Así que: matrícula. El lema del problema podría ser: "Destruir para construir"; me encanta....