viernes, 11 de abril de 2008

Aquiles y la tortuga

En el bachillerato estamos con los límites de funciones. Mientras corregimos algunos ejercicios paso lista y el alumno al que tiré el libro a la papelera no ha venido (aunque sí vino ayer así que no está traumatizado). Me dicen que lo más seguro es que no venga más. Me cuesta reprimir un «Ya era hora». Quería haber contado la paradoja de Zenón, la de Aquiles y la tortuga pero se me ha olvidado. A ver si el lunes cuento la historia.

Como supongo que todo el mundo sabe, trata de una carrera entre Aquiles (el de los pies ligeros) contra una tortuga. Aquiles corre 10 veces más rápido que la tortuga y como es un engreído incorregible le da a la tortuga 10 metros de ventaja. Empieza la carrera y cuando Aquiles ha llegado donde estaba antes la tortuga, ésta ya está a un metro. Cuando llega a esta nueva posición, la tortuga está 1 decímetro por delante. Aquiles recorre ese decímetro y la tortuga está a un centímetro. ¡Se acerca a la tortuga pero nunca puede alcanzarla!

2 comentarios:

amelche dijo...

Esto lo había oído, creo que en filosofía.

Interino Garin dijo...

Yo lo conocía desde hace tiempo pero el otro día me lo comentó el profesor de filosofía del insti porque tiene que ver con la infinita divisibilidad de la manteria y el tiempo y también con el pensamiento de Hume. Eso me dijo, vamos. : )