lunes, 15 de enero de 2007

Nuevo IES (y van 5)

Hoy ha sido un día extraño. Desvelemos el secreto: mañana empiezo en un nuevo insti.

Poco después de escribir la entrada anterior ha sonado mi móvil y la mujer-que-da-las-citas me dice que hay una adjudicación ya. Pero ya es YA. Y que estoy solamente yo convocado porque hay sólo un puesto a cubrir. Pues nada, para allá que me voy; al viejo PROP.

Una hora después ya estoy hablando con el jefe de estudios del instituto, el cual está más bien lejos. Me da indicaciones para llegar y me dice que en un momento estoy allí. Ni de coña. Precisamente su primera indicación queda invalidada por unas obras faraónicas que ya las quisiera Gallardón para sí. Desaparece toda referencia al lugar que tengo que ir y voy a ciegas, echando mano del instinto y de la orientación (si es que tengo de eso). Bien, me ahorro los detalles del trayecto; quedémonos sólo con que he tardado 40 minutos sin tráfico. Al final consigo llegar el edificio, que está en buen estado. Parece nuevo y recientemente lo han ampliado.

Me dan un montón de material (horarios, carpetas, calendario escolar...) y me dan las llaves. También me enseñan el departamento, que es grande pero muy frío, y algunas aulas. Sin embargo en el horario no están las aulas y no me acabo de fiar del jefe de estudios. Dentro de un rato tengo que llamar a mi sustituyendo. Los grupos parecen buenos, aunque hay un bachillerato de CC SS algo numeroso. Ya contaré en los días sucesivos qué opinión me merecen los alumnos.

Parece que haya sido bendecido por los dioses porque tampoco soy tutor. En el horario no pone guardias; de momento me abstengo de preguntar. Por si eso fuera poco, el horario no está mal. Y para finalizar me dice el jefe de estudios y la jefa de departamento que la baja es para todo el año. ¡Hay que hacer una fiesta! ¡Pero qué coña tengo!

A lo mejor aún me quedan restos en la sangre del Café de la Psicodelia™ porque ha pasado algo muy raro; algo que me hace pensar que estoy viviendo dentro de una novela. Mientras buscaba los libros en el departamento —he cogido unos de acuerdo con las editoriales que me han dicho pero había varios libros distintos para cada editiorial y curso— he mirado las listas para ver si ponía quién es el tutor de cada grupo. Pues en uno de los terceros... ¡aparece en todo su esplendor el nombre de mi sustituyenda en el IES Mad Max! ¿Será casualidad? ¿Otra persona se llama igual? ¿Dónde está la cámara oculta?

Así están las cosas. Ahora voy a llamar al pobre hombre a ver qué me cuenta. Y bueno, ya que estoy le pongo nombre al insti. En la hoja que me han dado para justificar la sustitución (la llamada credencial) ponía
IES ____________________________.
Eso, en blanco. No tiene nombre. Al insti se le conoce allí sólo como el IES [Nombre del pueblo/ciudad]. Queda bautizado este instituto como el IES Sin Nombre.

2 comentarios:

amelche dijo...

Madre mía, qué prisas. Una plaza y para antes de ayer. ¿Y por qué no te llamaron antes, si tanta prisa tenían? Seguro que tienen la sustitución una semana o dos en el cajón y ahora les entran los remordimientos y te hacen ir corriendo.

Como te toque trabajar con tu ex-sustituyenda, eso sí va a ser una aventura...

Buena suerte mañana, ya nos contarás.

bichillo dijo...

me ha recordado muchísimo a cuando hace unos meses volví a casa con mi crediancial para todo un curso, de mi especialidad y cerquita de casa.

un trimestre después, corroboro mi suerte, porque sigo contentísima.

Espero que tu puedas decir lo mismo, muchisima suerte camarada!!