jueves, 25 de enero de 2007

Etapa de montaña

Los jueves tengo un horario horrible. Algo que empieza suavecito a primera hora pero poco a poco va haciéndose más y más empinado. Cuando ya son las 2, aún tengo una clase más, con un 4º. Son bastante disciplinados pero hay hambre y pocas ganas de resolver ecuaciones. Me ha costado un poco comenzar la clase pero con un poco de insistencia he conseguido el ansiado silencio. Para no machacarlos cruelmente, les he dado una hoja con ejercicios para ir haciéndolos en clase. Yo me paseaba por ahí para "agitar mentes" con respuestas parciales a las preguntas que me hacían. Así que el silencio ha durado lo justo para darme tiempo a explicar de qué iba la hoja que les iba a repartir. De todas formas me gusta que se pregunten entre sí para que cambien ideas (o las uvas están verdes).

Cuando acabo la primera hora tengo un hueco que he aprovechado para preparar esos problemas, me ha entrado un sueño que casi me quedo con la cabeza apoyada en teclado del ordenador. Como me había ido al departamento para garantizarme un ordenador estaba solo y en silencio. Tras la guardia (nada accidentada a pesar de faltar tres o cuatro profes) y el patio lo último que apetece es ir a enfrentarse a una panda de adolescentes pero, en fin. Y así sin parar hasta las 3 pm. Luego un viajecito por las amables carreteras secundarias de la provincia.

4 comentarios:

amelche dijo...

Mañana es mi peor día. Tengo cinco clases y una guardia. Y ya veremos cómo están las carreteras secundarias que dices... Cuando me he venido, empezaba a nevar. No sé si habrá cuajado, al venir se deshacían en el suelo, pero si ha seguido nevando, mañana a primera hora puede haber problemas de hielo o nieve en la carretera. Ya veremos...

Interino Garin dijo...

Ten mucho cuidado no nos vayas a dar un susto. Yo, por suerte, entro más tarde y no creo que tenga problemas de nieve ni tráfico.

Lo dicho, cuidadín con Aladdín.

bichillo dijo...

La verdad que hay horas críticas, desde luego. A mi ayer por la tarde, no se qué me pasó o de que manera me sentó la comida, pq me dió un bajón que ni te lo cuento. Me dió una flojera en general...suerte que ellos no paran y hay que estar pendientes, si me llega a tocar talleres me da un pasmo.

Cuidado con las nevadas!! Precausión!

amelche dijo...

Sana y salva. :-) No había nieve, pero la lluvia no ha parado en todo el día y he vuelto a casa con el diluvio universal cayéndome encima. Que sí, que va muy bien al campo para la sequía y tal, pero no hace falta que caiga hoy toda el agua junta, ¿no? Que se reparta un poco.