viernes, 7 de marzo de 2008

Cartel electoral

Aparco el coche y en una pared veo el siguiente cartel.

Ja, ja, ja, ja. No puede ser verdad, ¿o sí?

6 comentarios:

amelche dijo...

¿Ese eres tú de candidato? ¡Ja,ja! Es broma. Yo me he encontrado esta mañana varios carteles criticando a Zapatero que han pegado con nocturnidad y alevosía en los edificios de esta calle. He arrancado los de mi edificio (cuyos locales comerciales pertenecen a mi familia, con lo cual estaban en MI propiedad ilegalmente porque no habían pedido permiso). Los habían pegado con ganas, costaba sacarlos. Pero eran enanos, porque yo mido 1'70 y el cartel que menos pegamento tenía lo he alcanzado estirando el brazo. Digo que eran enanos porque se nota que, a esa altura no han podido pegarlo bien. :-)

Interino Garin dijo...

Malditos. Se supone que los carteles se pegan en espacios públicos.

Por cierto, que en las paredes mi instituto, hace dos días, aparecieron unos cuantos carteles de IU y no tengo claro si eso está dentro de la normativa. Deberían quitarlos. Ah, y han traído un cubículo de esos de votar. Están todos los alumnos mirándolos con curiosidad porque les parece un confesionario.

Chus dijo...

Jajaja.
Hoy saldremos de dudas y veremos cuántos seguidores tienen estos PAISAs.
Me encanta la gente con buenísimo humor y que son capaces de reírse hasta de su sombra; a estos no les falta un detalle.

Me alegro de la continuidad en la sustitución.

Saludos y feliz domingo (a ver qué nos depara, políticamente hablando)

amelche dijo...

Me he librado de quedarme en la mesa. Debo de tener el récord ya de veces que me han llamado y no me ha tocado quedarme ninguna.

Interino Garin dijo...

Me parece que los PAISA no han tenido muchos seugidores. Electoralmente, me parece que ha ocurrido lo esperado. Hace dos semanas traté de apostar que la ventaja sería de 10 o más escaños y la otra persona no se acabó de decidir y quedó en nada.

@Amelche: A ver si es la última vez que te asignan a una mesa porque ya estarás hasta los....

amelche dijo...

En diez años, por lo menos, no me toca volver, ¡ja,ja! Aunque seguro que me vuelven a llamar pronto... Y esta vez de presidenta directamente, no de suplente, para castigarme por toda la lata que di. ¡Se vengarán!