lunes, 17 de diciembre de 2007

Empezando la última semana

El móvil, el cual uso a modo de despertador, hace cosas raras y se "olvida" de sonar, como ya me pasó el viernes. Por suerte, mi reloj biológico me ha salvado y ya estoy listo para la próxima batalla. Quedan sólo cuatro días de clase para las vacaciones; espero que los alumnos no estén muy pesaditos.

Hoy, en la reunión de departamento comento lo de los diagramas de origami. Ya lo tengo casi. Me hace bastante ilusión. Debemos comprar solamente papeles de colores. Mientras otros departamentos pueden gastar más que una ciudad en solsticio de invierno a nosotros nos pasa como en el chiste de los decanos:

El decano de la facultad de Física va atemorizado a pedirle al rector un buen montón de dinero para material de laboratorio. El decano escandalizado exclama:
"Eso es muchísimo dinero. ¿No podéis ser como los de Matemáticas, que sólo gastan papel, boli y papelera? ¿O como los de Filosofía, que sólo gastan papel y boli?"

3 comentarios:

amelche dijo...

Pues ni te cuento cómo se puso el secretario cuando mi compañera le pidió 3 euros que se había gastado en adornos de navidad para la clase... Al final decidimos pedirle que nos diga de cuánto dinero dispone el departamento, que nos lo dé y lo sacaremos de ahí. Y, si no, pagaremos los adornos de nuestro bolsillo, que tampoco era tanto.

Interino Garin dijo...

¿En qué estaríais pensando? Fundirse tanta pasta en el cole... ¡es un despilfarro! Es que la vida está muy mal y esos 3 eurazos desestabilizarán la economía del insti y la próxima vez que se estropee la calefacción todos pasarán frío por vuestra culpa. Qué incivismo.

La próxima vez manda a los alumnos a que roben los adornos del insti más cercano; les servirá como actividad extraescolar.

amelche dijo...

¡Ja,ja,ja! Es que, después de los 3 euros temía tener que pagar más adornos. Sobre todo porque, si los demás se enteraban, acudirían en masa a decorar las clases y pedirle dinero. Y eso que he de decir que más de la mitad de los adornos son fotocopias (cortadas por la mitad para aprovecharlas para dos alumnos) de dibujos que han coloreado los alumnos.