domingo, 10 de febrero de 2008

La cultura de la queja

Llevo algunos días pensando en un artículo de opinión que leí hace un par de semanas aunque ya tiene casi un mes. El artículo es «Mi mamá me mima», de Rafael Reig. La contestación del escritor me hace pensar en los chavales que tenemos en las aulas y me hace sentir impotente porque no tengo claro qué puedo hacer para mejorar la educación de estas pequeñas bestias, máxime cuando leo lo que le comenta un compañero a Hator.

4 comentarios:

Chus dijo...

Saludos, Garin
Te leo, hace ya "algún" tiempo, desde el enlace de los blog de TrileRo y de IcM. Estupendo cómo plasmas la realidad del aula en su día a día -aunque no sean las vivencias propias de maestr@s de infantil/primaria-

Este post no tiene desperdicio y suscribo muchas de las afirmaciones que en él se hacen, desde el artículo de Rafael Reig hasta los comentarios de Hator, pasando por el título de origen "La cultura de la queja"

Así vamos poco lejos. ¿Perjudicad@s? Varios: l@s profes -mediadores en una batalla campal sin fundamento, sin enemigo manifiesto pero con muchos frentes abiertos-, la educación en general y l@s alumn@s en particular porque tendrán que hacer frente a su futuro sin criterios objetivos y con unos principios poco precisos. ¿Lo peor de todo? su futuro es el nuestro

Un saludo y felicitaciones por el blog

Interino Garin dijo...

Gracias por comentar, Chus. Parece que poco a poco vemos que uno de los grandes fallos/culpables es la poca educación de los chicos. Estoy cansado de ver como se interrumpen (y a mí) y cómo no saben discutir ni decidir nada, ni siquiera la fecha del examen.

Dentro de unos años (como ya he puesto por ahí) le contestarán mal al jefe o al entrevistador y a la calle y no sabrán por qué.

Chus dijo...

Al hilo del post:

http://www.publico.es/espana/actualidad/049594/
sucesos/colegio/tribunales/barcelona

Ya sabemos que las noticias no son todo lo completas que deberían para permitirnos posicionamientos en un sentido o el contrario, pero creo que ha llegado el momento de poner límites a la petición de responsabilidades para los demás mientras l@s principales implicad@s las eluden.

Feliz domingo.
¿Tu salud mejor?

Interino Garin dijo...

La salud va mejorando. Ya casi no me duele la garganta pero me tengo que seguir tomando unos sobres con sabor a naranja (Pectox, se llaman).

Había leído la noticia y es más de los mismo. La responsabilidad, de los demás. Voy a reproducir un comentario de uno de los lectores, es de crislh:

«Tu no puedes confiar la responsabilidad de tu hijo en un centro, NO, ES TUYA. Si tu hijo no estaba bien, no es culpa del centro, NO, ES TUYA. Si dejas a tu hijo en un centro a la hora de comer en vez de en tu casa, no es culpa de centro, NO, ES TUYA. Si tu hijo se escapa del colegio (no cárcel) no es culpa del centro, SI NO TUYA. yo jamás me he escapado de un colegio, y en los institutos de antes era más fácil escaparse!! la sociedad actual, no sabe educar a los HIJOS (no a los alumnos)La responsabilidad no es de un profesor si no de su tutor legal, un colegio te enseñan cultura, no te educan. Y esto no ha sido un problema de que las vallas no eran suficientemente altas. Y a mi, si pierdo un hijo, no quiero dinero, no hay suficiente como para recompensarlo... Lo siento mucho por los padres, porque seguro que jamás lo superarán, pero no creo que denunciando al centro su situación mejore...»

Gracias por aportar contenido. ¡Saludos!