jueves, 22 de marzo de 2007

6 frikadas

Cogiendo el testigo de Amelche, voy a contar mis seis frikadas. Advierto, que el hecho de ser profe de matemáticas puede haberlas agudizado. Supongo que nadie se escandalizará... jejeje.

Frikada 1
Soy un maniático del orden, pero sólo en algunos aspectos. Por ejemplo, mi cuarto es un desastre; ahora bien, si estoy sentado en una mesa con bolígrafos y papeles y gomas de borrar, etc.. inconscientemente los pondré todos paralelamente a los bordes de la mesa. Los bolis estarán separados medio centímetro aproximadamente y las hojas milimétricamente una sobre otra. Esto también se aplica a los cubiertos en un restaurante cuando tardan en servir los platos.

Frikada 2
Cuando tengo ratos libres me gusta resolver problemas de matemáticas. De los chungos, de esos de oposición o de olimpiada matemática. A veces me invento yo los problemas. Con algunos programas de ordenador, me gusta dibujar circunferencias, elipses y en general lugares geométricos. Bueno, no me extiendo más en ésta.

Frikada 3
Recientemente me dio por la privacidad y los ciberderechos. Voy leyendo todo lo que aparece en mi pantalla. Es increíble la cantidad de cosas que desconocemos y que nos parecen todavía ciencia ficción. Cuando cuentas a alguien algo de los chips RFID te miran como un auténtico friki paranoico.

Frikada 4
Tengo el síndrome de la puerta abierta, como yo lo llamo. Nunca sé si he cerrado de verdad la puerta del coche, si he apagado el gas, si me he dejado la luz... Sobre todo me ocurre con el coche, seguramente porque es un acto tan frecuente que no le presto atención en absoluto.

Frikada 5
Me encanta cambiar el fondo de pantalla del ordenador y mover todas las cosas de sitio con bastante frecuencia. En general tengo la misma foto durante dos semanas o así. Eliminé todos los iconos del escritorio y me puse una barra como la que viene en el MAC OS X. Me resulta mucho más cómodo. Si a alguien le interesa, el programa que uso es gratuito y libre y se puede descargar en su página web. Ellos se llaman Punk Software. Tengo también un programa, de esos que ahora se llaman widgets, que es una agenda. También es gratuito y se llama Rainlendar.

Frikada 6
Odio a muerte la coliflor. Es que de pensar en ella ya se me remueven las entrañas. No puedo con ella. Preferiría quedarme con hambre a tener que comerla. Si alguna vez alguien me quiere torturar lo tiene fácil: con freir coliflor está todo hecho. Es peor que la kriptonita.

Frikada bonus track
Y ya que vamos de comida, soy super-aprensivo con las raspas del pescado. Tanto que a veces prefiero no comerlo, a pesar de que está muy bueno. Acepto sin problemas cosas como emperador, sepia o calamares... pero en cuanto hay raspas por en medio ya no disfruto y me dedico a buscarlas con el tenedor y el cuchillo. Supongo que lo estás pensando: no, no he tenido ninguna experiencia traumática con ninguna raspa. Debe ser un bloqueo mental. ¿Aún tiene crédito el psicoanálisis?

5 comentarios:

bichillo dijo...

Yo no como sardinas por no quitar las espinas, tampoco soporto la incertidumbre de encontrarmelas mientras como. Eso si, marisco el que quieras y emperador, rape,...pescados faciles (y caros) también!

Lo del desorden es curioso. También podria contar alguna curiosidad al respecto (frikada=curiosidad, no??)

Viva las fallas campeón, que te has quedao agusto!!

Saludos!

Juliiiii dijo...

Ufff... Estamos los docentes 'pa' que nos encierren, jejeje.

Comparto contigo la frikada 6 y la del bonus track, la de veces que puedo llegar a masticar un pescado...

Yo también sobreviví a las evaluaciones, pufff...

Un saludo

amelche dijo...

¡Qué mal estamos! No sé si es la docencia (que nos hace perder la cabeza cada día) o que nos hacemos mayores y nos volvemos más maniáticos.

Compulsivamente, yo cierro el coche y, aunque sepa 100% que está cerrado (a veces, tengo tantas cosas en la cabeza que no estoy segura 100%, pero otras sí y lo hago igual) doy unos pasos y me vuelvo al coche a comprobar que los pestillos están bajados. Es que, dos veces me lo he dejado abierto.

En cuanto a las raspas del pescado, tienes razón: es una de las cosas que te impiden disfrutar de un buen pescado, porque es una lata ir encontrándote espinas por ahí.

Interino Garin dijo...

Pues si somos maniáticos ahora... ya veremos dentro de 20 años. Miedo va a dar.

Julio, hagamos la plataforma anti-coliflor!!! Abajo con ella.

Lo del coche tiene un nombre técnico en inglés, según me contaron creo que se llama Desorden Obsesivo Compulsivo (OCD). ¿Te ves reflejada aquí? yo un poco (pero poco, eh, que no estoy todavía para que me encierren).

Anónimo dijo...

jodr tronco onde as sacao eso esta mazo xulo jejeje te partes la polla eres la ostia ejejejeje