lunes, 21 de enero de 2008

Hacia el claustro

El miércoles tengo mi primer claustro en el IES Mini Wini (y del curso) y aunque en principio no se prevé conflictos inacabables nunca se sabe. A parte de hablar de los resultados de la primera evaluación se va a comentar las novedades en la evaluación de la ESO. Se instaurará un nuevo decreto (creo) que, según me comentó la jefa de estudios (o cap d'estudis como se dice por aquí), permitiría que un alumno titulara de manera extraordinaria con tres asignaturas pendientes. Hasta el momento sólo se podía titular con, como máximo, dos. Todos los profes estamos echándonos las manos a la cabeza. Un profe de dibujo (o Educación Plástica y Visual) me dice que es normal; que a los gobernantes les conviene tener una panda de burros que hagan el trabajo sucio; una especie de proletariado contento que haga de base.

Cambiando de tema, mañana hay una excursión a una fábrica de postres, en concreto a Danone (paso de enlazarlo). Así que les darán muestras gratuitas y demás cosas de publicidad. Si tú, oh lector/a, trabajas en la planta de Danone de Aldaia, cuidado, tendrás varios elementos (¡incluyendo el que me da tantos quebraderos de cabeza, el cual todavía no ha sido expulsado)! rondando por ahí y son más peligrosos que un tonto con un martillo.

5 comentarios:

amelche dijo...

Yo mañana estaré de excursión (en un teatro en inglés)y ya veremos... Estoy medio afónica, así que no podré pegarles muchos gritos si se portan mal.

Arilena dijo...

¡Qué lavado de cara que le has hecho al blog!

En la fabrica de postres mucho cuidado con los elementos, no vayan a caerse a alguna trituradora, se mezclen con el yogurt y... ¡quién sabe lo que puede llegar a pasar!

Interino Garin dijo...

Llevaba unos días preparándolo.

Yo no voy a la excursión, espero que no avergüencen mucho a los profes que vayan. Y si viene algún alumno menos, pues no pasa nada. ¡Que se lo queden en la fábrica! jajaja.

@Amelche: A lo mejor no se portan mal y no hay que gritarles ni nada. Esperemos.

Tío Rubo dijo...

Muy bien escogido el elemento que ilustra la entrada, sí señor. Yo no sé cómo lo hacía, pero siempre me perdía las excursiones a fábricas. Recuerdo que por una vez a mis compañeros de clase los llevaron a la fábrica de donuts, y no sé dónde demonios había estado yo. En otra ocasión me perdí una visita a la fábrica de cocacola, pero en este caso, mejor así, que podría haber comenzado con mi adicción a la cafeína mucho antes...

Salud(os)

Interino Garin dijo...

Si tenía que poner un elemento, debía ser ése. Jejeje.

Yo tampoco he ido nunca de excursión a una fábrica. A mí me recuerda a los simpsons en un capítulo que van a una fábrica de cajas o a otro en que van a la fábrica de galletas del padre de Milhouse.