lunes, 11 de diciembre de 2006

Pensamientos que ningún viento se lleva

Esta es mi última semana de curro en este año. No hay vuelta atrás, el 15 (un viernes que promete ser el más largo del mundo) me tomaré unas vacaciones forzadas hasta al menos el 8 de enero, día en que quizás me llamen para volver al ruedo. Desgraciadamente esta última semana me siento distinto, sé que ya no habrá continuidad con los chicos; da un poco la sensación de que no importa lo que haga, cómo corrija, cómo se comporten en clase. Además de preparar las clases y corregir los exámenes que tengo pendientes, tengo que luchar contra esa sensación de antiprofesionalidad. Qué fastidio.

Pero en el fondo es distinto. No tengo la misma ilusión porque ya no puedo planificar nada. Todo, el lunes próximo, será distinto para ellos. Y además están las evaluaciones. Por suerte para mí y por desgracia para los chicos y el resto de profes, será mi sustituyenda quien tenga que estar en ellas. Yo, por mi parte, le dejaré las notas puestas y algunos comentarios sobre ciertos alumnos: trabajo por el que no me van a pagar.

Y mañana guardia a primera hora (si no me duermo).

5 comentarios:

MissErfolg dijo...

Ya la verdad es que cuando sabes que en unos días no estarás allí, pues te lo tomas de otra manera, espero que tu sustituyenda sea buena poniéndoles las notas, con lo buenos que son los niños... sobre todo comparados con los del MAD MAX...

Interino Garin dijo...

De esta evaluación aún me encargo yo. Tengo incluso un curso en que no me suspende nadie, en otro me suspende uno y en otro 4. Los cuartos es otra historia....

Ana dijo...

AMELCHE:

La verdad es que es un sentimiento de impotencia no llegar a conocer a los alumnos porque cada vez te toca irte a otro instituto y que, encima, ni te paguen las vacaciones. Una vergüenza. Y eso que se supone que trabajamos para el Estado y que dicen que es un lujo...

Pdata. Cuarto intento para dejar un comentario, a ver qué pasa ahora...

Ana dijo...

Al final, con la contraseña de la cuenta de gmail sí va. ¿Será porque me negué a pasarme a Beta? Es que no me gusta que dé tantos problemas y, hasta que no lo vea claro, no me paso. Pero parece que me van a obligar a pasarme no dejándome comentar...

Interino Garin dijo...

Sí, es por eso. Cuando me pasé a la beta tuve que cambiar de cuenta y ahora mi cuenta de blogger ya no existe. Sólo está la de Google.

Yo no me quería pasar a beta pero al final me dejé engañar. Al menos no ha sido traumático. Lo malo es que si eres google y fallas al introducir tu user y password en blogger se borra el mensaje (y viceversa). Qué cabrones. Por si acaso, lo suelo copiar antes.

Algunas cosas del curro son un lujo, como los horarios (en general) o si tienes suerte y te tocan grupos buenos pero por otro lado, ser profe ya no está bien visto en sociedad. Y a veces es una profesión de riesgo. El sueldo no es ninguna pasada aunque no seamos mileuristas y además no siempre es un trabajo agradecido.

Saludillos