lunes, 23 de abril de 2007

Musical

Una mañana de viernes dedicada toda a un musical. Los alumnos se lo curraron mogollón y valió la pena. Un par de alumnos míos despuntan como actores muy expresivos y hacen gala de una gran seguridad en el escenario. Había 700 personas mirando; un público exigente: niños y profes con cara y espíritu de cansado.

3 comentarios:

amelche dijo...

Bueno, por lo menos, sirven para algo... (Qué escéptica soy, ya lo sé, pero es que a veces, dudas ya de todo.)

Interino Garin dijo...

Algunos ni para hacer sombra valdrían. Menos mal que hay algunas excepciones que hacen que valga la pena seguir. :)

amelche dijo...

Sí, pero no sé por qué, a bailar, hacer teatro y el mundillo de la farándula, todos se apuntan. Y generalmente, los más golfos son los que más valen para eso. ¿Deberíamos pedirles autógrafos, no sea que un día triunfen y sean chicas y chicos Almodóvar?